Enfoque y Metodología

Esta institución cuenta con un equipo de profesionales interdisciplinario para la asistencia, prevención, capacitación, e inclusión social .Para ello contamos con el siguiente abordaje metodológico:

1. Asistencia ambulatoria:

Asistencia ambulatoria personalizada con acompañamiento terapéutico
Consultorios externos
Seguimiento psiquiátrico
Abordaje familiar
Abordaje individual

2. Área de inclusión social

Hablar de Inclusión implica pensar en construcción social de ciudadanía, en el rearmado del tejido o lazo social. Lo comprendemos como un proceso, como posibilidad de estructuración conjunta. Una articulación que tienda a nuevos encuentros en espacios sociales, salidas posibles en el ámbito recreativo, educativo, laboral o profesional y procurar especialmente la no reproducción de la segregación social a la que ya se encuentra expuesto el sujeto que presenta alguna problemática en relación al consumo.

3. Área de extensión

Implementación de talleres en la comunidad que favorezcan los contactos para la inclusión social
Charlas que faciliten el acercamiento a la problemática
Jornadas de capacitación y debate clínico

4. Área de Internación

Guardias pasivas: Línea telefónica para urgencias las 24 hs
Dispositivos de internación y de externación asistida

5. Contención domiciliaria

El seguimiento del paciente es individual, grupal, familiar y comunitario. Es llevado a cabo por un equipo interdisciplinario y coordinado por un Licenciado en Psicología, Lic en trabajo social y un Médico Psiquiatra. El control clínico, las actividades socio-culturales, la administración del programa, la formación y la gestión del personal, así como la investigación, se organizan en función de un objetivo central: la independencia progresiva en los vínculos de los jóvenes y adultos afectados por problemàticas crónicas o en vías de serlo.

El marco referencial de abordaje clínico es psicoanalítico, con intervenciones familiares, psicosociales y culturales, con la apoyatura de un tratamiento psiquiátrico-psicofarmacológico. El tratamiento es voluntario, personalizado y preserva el anonimato.

Muchas veces en el tránsito hacia la recuperación, los consultantes se enfrentan con sus propias resistencias al proceso de cambio. Frente a dicha dificultad propia del tratamiento, se ofrece un espacio individual tendiente a reubicar el deseo desorientado y a trabajar las resistencias al cambio. Paralelamente se convoca al núcleo familiar que automáticamente accede a una estructura específicamente diseñada para su tratamiento. Cabe señalar que el modelo asistencial se basa en la consideración de las problemáticas del consumo (adicciones) como una expresión de un malestar individual, familiar, social y cultural. El tiempo de tratamiento es el que cada caso requiera ya que atendemos en forma personalizada, evaluando así tanto las necesidades de cada sujeto, como la situación familiar.

OBJETIVOS

1. Ofrecer un tratamiento “innovador” como alternativa a la clásica internación, alternando el tratamiento de su problemática con atención domiciliaria, manteniendo las redes sociales y familiares del paciente. Es también una alternativa a los impasses que acorralan aún hoy en día a los sujetos “adictos” y/o “psiquiátricos”.

2. Procurar un tratamiento global e individualizado, fundado en el abordaje interdisciplinario en el seno de un equipo comunitario.

3. Romper el círculo de las re-internaciones y de la cronicidad en los jóvenes-adultos.

4. Promover la capacidad de residencia del sujeto en su grupo familiar y en la comunidad, procurando la toma de conciencia de factores predisponentes y desencadenantes.

5. Ofrecer una estructura extra-hospitalaria, un tratamiento continuo tanto en períodos de crisis y descompensación como durante el tiempo de reestructuración psíquica y de abstinencia.

6. Evitar las internaciones, utilizando la residencia habitual durante las crisis con intervenciones frecuentes sobre el medio comunitario del sujeto.

7. Procurarle al paciente los medios para descubrir sus dificultades, a fin de poder manejar mejor sus períodos de crisis, y enseñarle a desarrollar sus capacidades creadoras, posibilitándole contar con herramientas más saludables para restablecer vínculos sociales, en contraposición con el lazo absorbente y unidireccional que representa el vínculo con una sustancia.

8. Favorecer el trabajo de rearticulación social, apuntando a un modo de vida satisfactorio para el paciente en coexistencia con los demás.

9. Evitar las internaciones por desintoxicación, producto de recaídas, acompañando al paciente en aquellas situaciones disparadoras de actuaciones que lo llevarían al circuito del consumo.


DISPOSITIVOS

La idea central de este tipo de atención es garantizar lo más posible que el paciente no pierda relación con su entorno social, laboral y familiar para trabajar en el campo mismo de su producción, los conflictos que lo llevan a causar y a sostener la adicción. En todos los casos se realizará un DIAGNOSTICO SITUACIONAL que constará de: Entrevista individual; Entrevista social: del grupo familiar y del grupo familiar ampliado (amigos significativos, vecinos, etc.); Entrevista psiquiátrica, Entrevista clínica, Entrevista Nutricional (en el caso que lo requiera). Se evaluará de acuerdo a cada caso la necesidad de incluir en el dispositivo el Acompañante Terapéutico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *